Posts Tagged ‘anécdotas’

h1

Amigas leeentas

4 julio 2010

Cuando quedo con mis amigas, siempre suelo ser la primera en llegar a donde sea: soy la que menos tarda en vestirse, peinarse, y todas esas cosas. De las demás, hay algunas que tardan más, y otras que tardan menos. Hoy voy a hablar de una de las que tardan más. A partir de ahora la llamaremos G.

G es una amiga que conozco de donde veraneo todos los años, vamos, que la conozco desde hace más de la mitad de mi vida, y siempre ha sido una lenta. Bueno, en realidad no es lenta, pero siempre se le ocurre en el último momento algo (o varios algos) que tiene que coger o hacer. Si tienes suerte, sólo se le olvida el móvil, pero eso es tener demasiada suerte: normalmente decide que mejor se cambia de ropa, que esta no le gusta; o que se va a peinar de otra forma; o que ha cogido demasiado dinero, voy a dejar un poco; o lo contrario…

Bueno, todo este rollo sobre G venía a cuento de una vez, el verano pasado, que quedamos para ir al cine con más gente. Como vivimos en la misma urbanización, pues yo lógicamente la espero. Entonces yo llego a su casa, a la hora que habíamos quedado, y después de esperar a que se vistiese, secase el pelo, peinase, y maquillase (por que en el tiempo que yo había hecho eso mismo, ella sólo se había duchado), veo que coge y empieza a depilarse. Y yo flipando.

-Eh… G, amiga mía… ¿no tenías otro momento para depilarte, maja?

-No te preocupes, si tardo poco…

Já. Poco. Al final llegamos bastante tarde, como era de esperar. ¡La próxima vez la hago ir a medio depilar! ¡La llevo a rastras!

h1

Los baños públicos

12 junio 2010

En los baños (los baños públicos, se entiende) se producen algunas situaciones que pueden ser algo cabreantes.

Situación número 1:

Una cola enorme, yo meándome con unas ganas enormes de miccionar… Después de esperar no sé cuánto tiempo, por fin llega mi turno. Entonces llega una chica, va hasta el principio de la cola y pregunta:

-¿Están todos ocupados?

¡Noooo! ¡Qué va, mujer! ¡Esta cola es para comprar helados! No se lo dije, pero me entraron ganas. Una mujer contestó por mí, y le explicó que había una cola enorme para entrar.

Situación número 2:

Entro en el baño, a la zona del lavabo primero. Sólo tiene un water, y la puerta está cerrada; no tiene ningún hueco por donde se pueda ver si hay luz dentro o no, así que llamo a la puerta para comprobar si está ocupado. Y entonces sale una señora mayor, gritando que si no tengo paciencia, que si no me puedo esperar medio minuto, que si no la dejo mear tranquila… ¡y luego dicen que los malos malísimos somos los jóvenes!

Si hubiese entrado por las buenas entendería el cabreo, pero es que llamé a la puerta, y no tenía otra forma de saber si estaba ocupado o no: ya he dicho antes que no había hueco por donde se viera luz, no se oía nada dentro, y hay gente que deja la puerta cerrada cuando sale, así que bien podía estar libre; y no era plan de quedarme esperando para luego darme cuenta de que está vacío…

h1

Ladrón de zapatillas

11 junio 2010

Últimamente a mi perra le ha dado por cogerse mis zapatillas.

Me levanto por la mañana, no están mis zapatillas ¿qué habrá pasado con ellas? Está claro que las ha cogido mi perra pero… ¿dónde las ha dejado? Y entonces según me levanto, me pongo en plan detective, con sombrero y lupa gigante, ha investigar por toda la casa. Esta mañana estaban en la cocina, al lado de su bebedero, y empapadas. Ayer fue más fácil: estaban en el salón. Pero igual me las puede dejar en el baño, en la terraza, en el despacho…

Por lo menos no me las rompe, porque sólo las usa de almohada. ¡Pero aun así tengo que estar todo el día buscándolas!

h1

Congelándome en el autobús

25 mayo 2010

Esta tarde, en el autobús, de vuelta del conservatorio, me he congelado. No hacía frío en la calle, así que lógicamente no había cogido chaqueta.  Mientras esperaba en la parada, hacía calor, pero en el momento en que he entrado al autobús… casi que me habría puesto un par de abrigos. ¿Es que los autobuseros no se dan cuenta de que con el aire acondicionado tan fuerte te congelas? ¿Ellos no tiene frío, o qué? ¿No son humanos, y por eso no lo notan?

Así estaba yo, pero sin chaqueta.

Yo no sé qué será, pero el caso es que el conductor estaba tan tranquilo en manga corta, mientras que yo me congelaba en mi asiento, pegadita a la ventana para que me diese el sol.

PD: si algún conductor de autobuses lee esto, que lo tenga en cuenta. Yo (y seguro que mucha más gente) se lo agradeceré mucho.

h1

La lluvia me tiene manía

13 mayo 2010

Hace un rato he ido a pasear a mi perra. Había pensado en coger el paraguas por si acaso, como estos días está lloviendo… pero parecía que hacía algo de sol, así que al final no lo he cogido. Entonces salgo a la calle, yo a mi bola con mi MP3, mi perra a  su bola oliendo el cesped. Y justo en el momento en que iba a dar la vuelta (vamos, lo más lejos de mi casa que podía estar), empieza de repente a llover a cántaros.

Por el camino no hay ni un solo tejadito donde me pudiera tapar un poco de la lluvia, así que todo el camino de vuelta empapándome, y yo acordándome del momento en que decidí no coger mi paraguas. Cuando llegué a casa, yo estaba chorreando, (sobre todo el pelo, que hace ya casi 2 horas y sigue húmedo) y mi perra pues a empapar la casa mientras yo intentaba secarla un poco.

Por cierto, a que no adivináis cuando dejó de llover… Sí, justo. En el momento que llegué a la puerta de mi casa.

h1

Dama

8 mayo 2010

Dama. Con esta palabra me acabo de emocionar. Cuando os cuente por qué os vais a reir de mí y me vais a decir que es una tontería, pero a mí me hace ilusión.

Os cuento: hace un momento estaba yo viendo la televisión, sentadita en mi sofá, y por casualidad puse telecinco y estaba La Guillotina, un concurso de estos de palabras que el otro día mi tía me dijo que era muy difícil. Y mi tía es de las que se hace el rosco entero de Pasapalabra sin fallar ni una, así que si dice que es dificil, es que es difícil. El caso es que me puse a verlo. Estaban en la última prueba, y yo intentaba adivinarla. Consiste en que te ponen una serie de palabras, y tú tienes que encontrar otra que tenga algo que ver con todas ellas. En este caso las palabrejas eran: hierro, primero, reina, boba, y comer. Y yo me quedé ahí pensando, y pensando… y  al final llegué a la conclusión de que era Dama. ¡Y acerté! Me he puesto a dar saltitos por el salón, que cualquiera que me viera me tomaría por loca, pero como no había nadie pues no me importa. Lo único que me he quedado con una pequeña duda: con la emoción apagué la tele sin querer, y me quedé sin ver cual era la relación. De la mayoría lo imagino: Dama de Hierro, Primera Dama, Dama Reina, Comerse una Dama (en el juego de las damas). Pero la de boba… no lo pillo. Si alguien lo sabe, que me lo diga, anda…

h1

Visita a Cáceres

4 mayo 2010

Este fin de semana pasado estuve en Cáceres. Más concretamente en el pueblo enano donde vive mi tía, pero para el caso es lo mismo. Uno de los días fuimos de paseo a Cáceres (la ciudad, pueblo, o lo que sea eso). Y de ese paseo tengo que destacar varias cosas:

1. El que construyó Cáceres tenía ganas de fastidiar un rato. No hay otra razón para explicar la cantidad casi infinita de cuestas empinadas que hay.

2. Hay una iglesia a la que no voy a entrar jamás de los jamases (tampoco es que entre a las demás, pero bueno…). Lo digo porque el Cristo tenía pinta de loco suicida (cuando lo dije mi padre se empezó a aguantar la risa y mi madre nos miró raro…), y eso de ver suicidarse a un muerto tiene que ser algo extraño y traumatizante.

3. Quien puso nombres a las calles se debía creer muy gracioso. A una calle estrecha la llamó Calle Ancha, y a una calle más empinada que las demás y con escalones la llamó Rompepiernas. Y seguro que hay más ejemplos.

Y esas han sido mis conclusiones sobre Cáceres. ¡Ah! ¡Por cierto! Por lo demás muy bonito.