h1

Visita a Cáceres

4 mayo 2010

Este fin de semana pasado estuve en Cáceres. Más concretamente en el pueblo enano donde vive mi tía, pero para el caso es lo mismo. Uno de los días fuimos de paseo a Cáceres (la ciudad, pueblo, o lo que sea eso). Y de ese paseo tengo que destacar varias cosas:

1. El que construyó Cáceres tenía ganas de fastidiar un rato. No hay otra razón para explicar la cantidad casi infinita de cuestas empinadas que hay.

2. Hay una iglesia a la que no voy a entrar jamás de los jamases (tampoco es que entre a las demás, pero bueno…). Lo digo porque el Cristo tenía pinta de loco suicida (cuando lo dije mi padre se empezó a aguantar la risa y mi madre nos miró raro…), y eso de ver suicidarse a un muerto tiene que ser algo extraño y traumatizante.

3. Quien puso nombres a las calles se debía creer muy gracioso. A una calle estrecha la llamó Calle Ancha, y a una calle más empinada que las demás y con escalones la llamó Rompepiernas. Y seguro que hay más ejemplos.

Y esas han sido mis conclusiones sobre Cáceres. ¡Ah! ¡Por cierto! Por lo demás muy bonito.

Anuncios

2 comentarios

  1. Pues no he estado nunca en Cáceres, así que no puedo ni rebatirte ni darte la razón…De momento, si voy algún día, tendré presente lo del cristo suicida ese y andaré con cuidado de no colarme en ninguna iglesia que no deba! Jajajajaja!

    Besicos!


    • Bueno, pues si algún día vas a Cáceres ya contarás que tal 🙂
      Y mucho ojito con el cristo ese eh? xD



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: